Día de la Iglesia Diocesana 2017

Llamados a construir la Familia de Dios

Carta del Obispo con motivo de la celebración del Día de la Iglesia Diocesana en el 2017

 

Queridos hermanos en el Señor,

“Somos una gran familia contigo” nos dice el lema de la Iglesia Diocesana. Somos la Familia de Dios, hijos de un mismo Padre, hermanos todos en Jesucristo, y todos animados por un mismo Espíritu.  Decirnos hermanos es darnos mutuamente el mayor título de gloria.  Para algunos, la Iglesia es una asociación, una organización, una institución. Tendrá, si queremos, esos elementos accesorios. Pero la Iglesia es, ante todo y sobre todo, la Familia y el Pueblo de Dios.  Y somos una gran familia que tuvo su origen en la Cruz, en el costado traspasado de Jesús, del que fluye sangre y agua, símbolos de la Eucaristía y del Bautismo. Allí Jesús nos hizo hermanos suyos, nos dio a su Madre y nos hizo a todos hijos adoptivos de Dios.

La Iglesia, por tanto, nace de la voluntad de Dios de llamar a todos los hombres a la comunión con Él, a su amistad y a la participación a la misma mesa, en la que les distribuye un Pan, que es el Pan de Vida y el Vino más generoso, que es la Sangre de su mismo Hijo, dado como prenda de salvación eterna. Y es la participación en la mesa eucarística la que nos llama a vivir nuestra fe juntos, como una familia, en la que se ama y se es amado, ya que todos somos llamados a participar por la acción del Espíritu Santo, en su misma vida divina.

Y es la participación en la vida divina la que nos convierte en portadores de Dios, mensajeros de paz y de alegría; llamados a llevar con Jesucristo a todos los hombres la salvación que esperan para poder así  formar parte de esta familia de Dios a la que todos están invitados, pues es voluntad del Padre Dios la salvación de todos los hombres.

Y para construir y vivir la familia de Dios viene este día de la Iglesia Diocesana en el que ponemos de manifiesto la vivencia de fe de los cristianos que caminamos en esta Diócesis de Asidonia-Jerez, preocupados en la edificación de la casa en la que se viva el servicio a Dios y a los hombres.

Como buenos hijos de María, Madre de la Iglesia, se nos invita a abrir el corazón a Jesús para hacer crecer en nuestra vida el amor, la verdad y sobre todo el servicio a los más necesitados. Se nos invita a vivir la experiencia de pertenecer a esta familia aportando nuestra oración, trabajo y dedicación en las distintas tareas parroquiales o institucionales, así como prestando nuestra ayuda económica para el sostenimiento de los sacerdotes, de la evangelización, de la catequesis, de las actividades pastorales, de la construcción y restauración de templos y de la atención a los más pobres y necesitados.

Con esta carta os animo vivamente a que colaboréis para que nuestra Iglesia de Asidonia-Jerez pueda ser esa gran familia que tiene las puertas abiertas para acoger a todos y cumplir fielmente su misión de hacer presente el amor de Dios a todos los hombres.

Como obispo os agradezco de corazón vuestra entrega personal y vuestra generosa colaboración económica.

+José Mazuelos Pérez

Obispo de Asidonia-Jerez

 

Adjuntos:
Descargar este archivo (Revista 2017.pdf)Revista 2017.pdf[ ]1854 kB

Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para saber más acerca de nuestro uso de las cookies y cómo eliminarlas vea nuestra política de privacidad.

Acepto las cookies de este sitio.

EU Cookie Directive Module Information